Entradas

VERANO FERPECTO

Imagen
No sé bien porque los veranos tienen que ser perfectos, de tardes enteras bañándote en la piscina entre risas y aguadillas, de días en la playa, paseos en bicicleta, siestas de lectura, noches de mojitos, días de descubrimiento y deseo donde lo imposible puede pasar. Plasmar la felicidad en los ciento cuarenta caracteres de twitter y fotos en instagram, ¡que ridículo e inútil! como si la felicidad se pudiera describir.
Pero otros no salen así, adiós al final feliz esperado, si es que los sentimientos no entienden de estaciones y de pronto se instala el frio de invierno aún estando a casi cuarenta grados, las cosas no salen como esperabas, le diste miles de vueltas en tu cabeza, y claro con tantas vueltas vino el mareo, se desorientaron, lo que parecía eterno nos muestra su fecha de caducidad, vamos que salió más que regular, fatal, lo que parecía infinito era tan infinito que se perdió por la puerta del no retorno.
Y tu (yo) te quedas así con los sentimientos contradictorios, barajando …

OTRA HISTORIA DE DOS QUE SE VA

Imagen
Y cada vez mas tu y cada vez mas yo sin rastro de nosotros...  (Joaquin Sabina)


La encontró en el último banco de la estación, café en mano mirando al sol, se instaló a su lado y durante unos largos minutos compartieron silencio, disfrutando de lo que presentía seria su última compañía, su último encuentro.

Al final él, mirando la pequeña maleta, le dijo: - poco equipaje ¿no? -Aprendí a viajar ligera, y lo bueno de los recuerdos es que no ocupan demasiado espacio
Él la miro y se perdió en la profundidad de aquellos ojos felinos, ella le cogió de la mano.
- Otra historia de dos que se va.
- ¿Donde irás?
- No quieras saberlo, tengo demasiadas historias que hilvanar, ha llegado la hora de       que salga de escena.
- te echare de menos, ¿no pensabas despedirte?
- No me gustan las despedidas. Todo sería más fácil si no tuviera que despedirme nunca. - Ella se levantó lentamente, la vida en esos momentos iba a cámara lenta, se posó delante y tomándole de la barbilla le rozo apenas los labios, luego to…

“NACEMOS ORIGINALES ...

Imagen
Y MORIMOS SIENDO COPIAS” (CARL JUNG)



Que la vida sigue… la vida siempre sigue, pero guarda sus secretos, no te cuenta que un buen día,  cuando crees que ya todo está afianzado porque estás en esa edad límite del medio camino, dará un brusco giro para presentarte una cara que ya no esperabas, precisamente cuando creías que toda la energía que habías utilizado desembocaba en una estabilidad como la mar en calma, y no esperas un tsunami que destruye todo lo cimentado e incluso lo imaginado.


Y vuelves a empezar, te sitúa en aquel día que creías haberte emancipado de los miedos, esos que creíste quedaron tras la puerta que cerraste, quedaron tras de ti esperando la oportunidad de colarse por las ventanas pendientes de abrir. Y de nuevo surgen al poner fin a una vida, miedo por lo que dejas detrás y miedo por lo que te espera ahí delante, te sientes vulnerable pero a su vez capaz de sostenerte  y te atenaza la inseguridad de no estar preparada para lo que pueda venir a partir de ahora, ese mi…

EN HONOR AL SOL, EN HONOR AL PROFETA

Imagen
En el reloj dan las doce y una marea de gente corre hacia el mar para darse un baño a la luz de la luna nueva, tras saltar algunos la hoguera como si el fuego pudiese quemar lo viejo y ajado, dejando atrás las pesadas cargas para hacer hueco a los deseos que pedirán igual que tras las uvas de otras doce campanadas.
Noche de compartir sardinas y verbena, ya lo dice la canción “en la noche de San Juan todos comparten su pan…”, abrazos capaces de alejar los silencios, las mentiras y las ausencias, despertando sentimientos que como semillas dormidas durante mucho tiempo las hace geminar en segundos.
Cervezas primero y mojitos después, regados con risa e ilusión para ahuyentar los espíritus, los malos claro, no es que yo crea en ellos pero dicen que haberlos, haylos.
Y así cumplimos con ritos y tradiciones que impregnaran la noche, no solo con la brisa del mar, sino con un halo de magia y misticismo.
Que tendrán las noches de verano, que tendrá la noche de San Juan con sus hogueras en honor a…

PINCELADAS II

Imagen
Disfrutar del aire tibio que mece los olivos, el silencio de la noche,  el olor del  galán que impregna todo el jardín, descansando sobre un presente que nos muestra el sendero luminoso  hacia un futuro incierto, respirar, sujetar el alma entre las manos, sin importar lo que suceda fuera, como una pompa de jabón ajena a todo lo que pueda hacerla daño, con Sultán tumbado a mis pies, ajenos al propio destino, conscientes de que la vida que vivimos es nuestra, anhelando que cada momento vivido sea un todo magnifico que saborear,  concediéndome el lujo de seguir levantándome cada mañana e inventar el día, a mi manera, con valentía, porque para crear hay que ser valiente, notando una alegría profunda, de esas que retienen los sueños.
Aspiro pensamientos  y recuerdo cuando el tiempo iba con ritmo lento, cuando piensas que nunca ibas a crecer, que nunca saldría de este lugar del que quería dejar atrás, dirigiendo los pasos a la ciudad, cualquier ciudad.

Vuelvo sobre mis pasos para encontrarme …

PINCELADAS (I)

Imagen
A  veces no sabemos porque actuamos de determinada manera, será que nos gusta disfrutar por unos momentos de cierta osadía, creer que poseemos una dosis de valentía, y así ensordecemos ante los gritos que nos lanza la prudencia diciéndonos que la decisión es errónea y que inevitablemente se precipitara hacia el fracaso.
Pero hay sentimientos ingobernables que escapan a la razón y que vete tú a saber a qué tipo de emociones atienden.
Sera que hay momentos tan placenteros que merece la pena disfrutarlos, aunque sepamos que después vendrán malos tiempos.

Sera que siempre seremos supervivientes de nuestra propia vida.




DESPERTAR

Imagen
Me desperté más temprano de lo habitual, un café rápido con un par de tostadas con aceite de oliva y mermelada de tomate, tomándome un tiempo antes de que se precipitara el día y las horas se esfumasen.
En otro lugar alguien se levanta puntualmente, a la misma hora de demasiados días, como un robot se dirige al cuarto de baño, se afeita mientras escucha la radio, otro día para echar de menos los besos matutinos, la voz cantarina, creía verla en cada rincón de esta casa que ya solo era eso, una casa, despojada de todo el calor de un hogar.
En otro lugar alguien se despereza lentamente y dirige sus pasos al jardín, se sienta en el columpio para intentar durante unos minutos olvidarse de las obligaciones de los adultos y refugiarse en aquellos años de niñez en los que nada malo podía pasar.

En otro lugar alguien se fuma su primer cigarro mientras espera el autobús que le llevara al trabajo, sin sospechar que será su último día, le despedirían de aquel puesto por el que tanto había sacrific…