Entradas

(I M) P A C I E N C I A

Imagen
De niña le provocaba temor la oscuridad, en la vejez la oscuridad cedió su puesto a la soledad.
Dejó su infancia una tarde fresca de verano debajo de la higuera, o quizás fue en el patio del instituto, mientras sentada miraba como la chica más guapa saltaba a la comba, la más lista repasaba para el examen, la más graciosa contaba anécdotas, toda su infancia fue un punto de comparación, en la que ella era el menos, el tiempo le enseño que no hay que comparar a las personas, solo encontrar la diferencia que mejor les va, pero eso fue con el tiempo…mientras su infancia fue acosada por la impaciencia, y esas lagrimas que resbalaron sentada en un banco del parque una cálida tarde de otoño arrastraron la niñez con ellas.
La impaciencia, la metió de un empujón en el tren de la adolescencia, al mirar atrás vio a la niña que fue correr por el andén, resistiéndose a abandonar el viaje, el tren aligeró la marcha y ella no volvió a mirar hacia atrás.
Otro empujón no sabe si por la impaciencia o por …

ADEREZA EL DIA CON UN BUEN PUÑADO DE NIMIEDADES

Imagen
Hay días que se iluminan, no con una única y gran luz, sino con los pequeños puntitos de luz que provocan todas las trivialidades que nos hacen felices: un aroma, el del café al despertar cuando todavía estamos en calma;


un rayo de sol que se asoma por la ventana para invitarnos a aspirar el fresco aire de la mañana; un whatsapp de buenos días que no esperabas; una mano que acaricia la tuya sin pedir nada más que un poco de ternura; tu perro que  al verte te mueve la cola y te da achuchones, no importa si te vio tan solo hace unas horas;

una sobremesa rememorando anécdotas que nos conducirán a la risa floja; una cerveza fría y un bocadillo en el parque al atardecer; el crepitar de la chimenea expandiendo el calor de sus llamas en nuestros pies desnudos, mientras vemos una película en blanco y negro.


Esos días hechos de pequeñeces de los que sin saber un por porque, sin tener un motivo aparente se nos quedan en el recuerdo para siempre, nos iluminan la sonrisa.

Esos días en los que te deja…

NAUFRAGANDO

Imagen
Que había cambiado con el tiempo, por supuesto, ya no era la misma muchacha de hacía años atrás, aquella a la que le encantaba salir y volver al amanecer todos los fines de semana.
La vida había cambiado, y la cambió con el paso de los años, unas veces por decisión propia, otras por imposición de las  circunstancias.
Se alisó el flequillo, le hizo un mohín a sus recuerdos que decidieron darse cita al otro lado del espejo, se puso un poco de brillo en los labios y su contacto húmedo le trajeron las suaves cosquillas de otras besos.

Retrocedió unos pasos para mirarse y se gustó, el resultado tanto de lejos como de cerca era bastante satisfactorio, bohemia para ese París bohemio que desde niña entre harinas la cautivó, le había sentado bien el cambio, podía sentirse orgullosa de la mujer madura que la habitaba.




Y mira que la vida juega duro y rudo bastantes veces intentado disolver el mundo sólido y real, entonces para batallar contra ella cogía las pinturas y atacando con pincel el lienzo b…

UN VERSO LIBRE

Imagen
Independiente, así era,  esa clase de personas hechas a sí mismas, su mundo sus reglas, reglas que  no coinciden con las de la mayoría, desordenadas si las miras de lejos, de cerca transmite orden, armonía en el caos.
Con toda ausencia de disposición a que nada ni nadie dirija sus actos.
Con un corazón que bombea ternura en lugar de sangre, esa ternura que me alcanzara vaya donde vaya, se me metió en los huesos, me despojo de estabilidad y me impregno de la certeza de que cada instante sería distinto del siguiente.
Sin una vida heroica pero en la que han acontecido naufragios y batallas de las que me alejo, y él parecerá quedarse atrapado por la marea, pero si vuelvo la vista atrás le veo elegantemente nadar, saldrá como si nada porque sus músculos están llenos de futuro y promesas.


Saldrá y se desprenderá del oleaje que le importuno dejándole un sabor a sal y una paciencia infinita para poner de nuevo en orden su vida, y sé que en cuanto me necesite acudiré con celo pero sin recelo a su …

…IRÉ…HARÉ…DEJARÉ…

Imagen
El día menos pensado me…
El día menos pensado voy…
Cuántas suposiciones y predicciones para un día, en el que todo el cosmos se aliara a nuestro favor para irrumpir en el curso de nuestra vida, abriéndonos una puerta estelar a nuevas posibilidades.
Un día mágico y futuro que marcará un antes y un después significativo, así sin planificarlo, como si de pronto te creciesen alas ¡puf! ¡A volar!
Cuántas expectativas en “el día menos pensado”, cuántas esperanzas para hacer lo que realmente quieres hacer, para bailar con el miedo y que a buen ritmo venzan por múltiple goleada los sentimientos, ese día no se quedarán en el limbo de los intentos.
El día que como cuando eras niña soñabas  llegaría con esa edad en la que nadie te prohibiría ni diría que era lo que correctamente tenías que hacer, se derretirían  las rígidas normas de comportamiento como manteca en parrilla.


El día que comprarás un billete solo de ida (no caigas en la trampa de la vuelta abierta) hacia un lugar, unos brazos, que son h…

EL COLOR DE LA NOSTALGIA EN OTOÑO

Imagen
(Actualizada del 8_10_2015)


Esta estación que empieza lanzándole un melancólico adiós a los largos días del verano, telonera del sombrío invierno que aguarda su turno agazapado en las últimas y escasas hojas del árbol.
¿Sabéis que en el interior de cada una de esas hojas caídas bulle una actividad frenética? La clorofila y otros equipos moleculares necesarios para la fotosíntesis son cuidadosamente desguazados, mientras los nutrientes que contiene se envían al tejido del árbol que los necesitara para florecer en la próxima primavera.
Hagamos como ellos, una estación para reconstruirnos, aliviarnos de lo caduco y podrido para salir fortalecidos.
Dicen que aumenta la melatonina que nos lleva al sueño, al desánimo y al hambre. Disminuye la serotonina abocándonos a la tristeza. Pero esto son solo rumores, quizás nos gusta dramatizar.
Un poco de melancolía, de sensibilidad a flor de piel tampoco puede ser perjudicial, al contrario, el otoño está  para eso,  para poner equilibrio entre el veran…

AMOR PLATÓNICO

Imagen
Ese temblor de hablar con él y ese conformarse con verlo a la entrada del instituto o a la salida, el mero hecho de verlo me ponía la cabeza en las nubes a golpe de latidos del corazón.
Su presencia tan cercana a la mía vaciaba de sentido los planes del día, la concentración para estudiar se esfumaba, la habitación seguía desordenada, los recados sin hacer y el grito de mama solo se escuchaba en el cielo.
Una mañana de primavera de esas que la sangre altera sentadas en el alféizar de mi ventana, mi amiga del alma y yo lo vimos pasar, y ella con desdén me suelta: míralo que presuntuoso con lo delgado y feúcho que es. Y pensé no es verdad, no era guapo pero lo parecía, con esa mirada penetrante, pero solo lo pensé, jamás le desvelé que me gustaba más que levantarme tarde, más que los fines de semana, más que pasear en bicicleta, más que el queso con mermelada, solo atiné a decir, un poco presuntuoso sí que es.

Y yo esperaba a la hora y en la acera adecuada por la que en unos instantes, que…