DEJEMOS DE BOSTEZAR



Que las cosas han cambiado está claro, desde hace ya unos cuantos (muchos) años,que esta jovencita que era yo, entró en la universidad con entusiasmo y tengo que reconocer que algo vulnerable.
Año en el que subió al poder Margaret Thatcher, hubo revoluciones en Irán y Nicaragua, la ONU lo proclama como año internacional del niño, se estrena Apocalypse Now..
En España primeras elecciones municipales y segundas generales, huelgas que aun parecen heroicas, ETA lo ensuciaba todo, nos emocionabamos con el baloncesto del Real Madrid, canciones que treinta y cinco años después siguen sonando, tiempos de pistas con luces de colores y bolas de espejo colgando del techo...,y aunque no fuese un año decisivo, se nos desplegaba todo un abanico de posibilidades, un punto de inflexión, también para mí.
La sociedad española había cambiado mucho, aunque distaban pocos años desde la muerte de nuestro dictador.
Un año que a muchos nos pasó por encima, y a los que aun no habíais nacido os dejó un sistema plenamente democrático, el mismo que ahora parece que se está deteriorando, desmoronando. Como dijo Machado una España que muere y otra que bosteza, bosteza indignada, diría yo.
Pero soy optimista, demasiado, y se que en un tiempo muy cercano dejaremos de bostezar, porque somos unos supervivientes, un pueblo sabio, y dejaremos morir a esta España sucia y gris antes de que se lleven vuestro/nuestro futuro por delante.



(Fotografía: Madre inmigrante, Florence Owens Thompson, el clásico de Lange)

Comentarios

  1. Hola Ana, 1979, viví todo eso que cuentas, yo era de la generación en la que con ojos inocentes vivía un cambio político, bastante importante en este país según mi madre que vivió la guerra civil española. Tengo curiosidad de saber que opinaría Nostradamus si viviera, qué le depara a esta nuestra tierra. Cada uno lo contamos tal como van nuestras vidas. Y la mayoría no tiramos muchos cohetes. Vivimos con el momento, tal vez por eso, en mi caso, no tomo conciencia de estas elecciones, no sé si realmente va a haber un cambio o no. Siento que hay una apatía y una desgana generalizada. No sé como terminar siendo optimista. Creo que somos espectadores de un gran teatro político. Un abrazo Ana

    ResponderEliminar
  2. Eran tiempos muy revolucionarios y vivíamos la recién estrenada democracia. Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LOS "PORQUÉS"

AQUÍ ESTOY YO CON MI BARQUITO

EN LA TRASTIENDA DEL CORAZON