Un dia como otro cualquiera



Un día como otro cualquiera y que sin embargo puede ser único, un día en el que la tierra se empapa, se nutre de todo el llanto del cielo, llanto de risas y tristezas, lleno de armonías, de esa sensación que todo fluye como tiene que ser, estar donde se quiere, no querer ir a ningún lugar porque de momento lo que deseas te rodea, hablar porque tenemos algo que decir y callar cuando no hay nada importante que compartir.
Un día en el que descubres que el único rival que tienes son tus propias debilidades, y una vez descubierto esto ya tienes las armas para luchar, porque un sueño es un tesoro, lo sabemos, pero como el amor , hay que cuidarlo, dedicarle tiempo y así se convierte en un motivo maravilloso para vivir.


Esto pienso sentada frente a la ventana en un día de lluvia...

Comentarios

  1. https://www.youtube.com/watch?v=H6mfWun73vI

    ResponderEliminar
  2. Lindo su relato, que bueno verdad el que la palabra escrita sea el canal por donde fluya el corazón.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Hilario, que todo fluya en armonía. Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

LOS "PORQUÉS"

AQUÍ ESTOY YO CON MI BARQUITO

EN LA TRASTIENDA DEL CORAZON