26 de julio... Amiga del corazón


26 de Julio




Amiga del corazón...

Así empezaba la canción de Patxi Andión, que por aquel entonces me gustaba, mi mente, en aquel tiempo no tenía demasiadas nociones de la realidad que nos envolvía, pero yo visualizaba toda la historia…

“asfixiado por el polvo y el silencio,  que se asoman poco a poco a mi pasado y a esta celda”

Y yo le veía a él, hombre de facciones duras y ojos tristes, que en días anteriores tenían brillo, ese que te da la ilusión, la esperanza de que un mundo mejor es posible,  con la fuerza que da la juventud y más si va de la mano de ese gran amor,  ese que te hace que te levantes cada día con una sonrisa, el que dispersa todas las miserias, todos los miedos…

“me han traído tu carta, compañera, asfixiante, trabajosa, amargamente sincera”

Su vida truncada, su amor perdido, abatido por la intolerancia, la injustica, la sin razón, y yo culpaba, sí, juzgaba y culpaba a la sociedad, a ella…

“no te culpo compañera, no tengo ya con qué”

¿No tengo ya con qué? Tenía tanto, tanto amor, porque solo con esta arma tan poderosa puedes no culpar, perdonar, entender, desear una vida de felicidad para el que solo quisieras tener a tu lado…

“Y lo entiendo, quiero que sepas que lo entiendo. Entiendo que en la calle  y en la vida no hay lugar para la espera. Que las entrañas te laten y necesitas otro que las desate”

Y así yo también la redimía, porque a pesar de que sus entrañas necesitaran otro que las desatara, que calmara su fuego, que endulzara sus días, por siempre estaría atada a su pasado, a él, a su recuerdo, a ese portal de esa calle llena de besos y abrazos de miradas anhelantes, ella también tenía su cárcel.

Y no puedo evitar que el 26 de julio, de tarde en tarde, me recuerde,  que yo soñaba con ese amor en el que mi boca se estrellaba como una brisa descalza sobre la suya,  que al verlo venir por mi calle, sería como estar en el mar y mi cuerpo fuese su puerto y tu mi  navegante, navegando en silencios de miradas anhelantes, veía como seria…

“Y yo horizonte de tus besos,

Y era ensayar la mirada anhelante

Y era inventar la palabra,

AMANTE.”



Comentarios

  1. Ana me tomo la libertad de relacionar el 26 de Julio, con el movimiento revolucionario cubano liderado por el Comandante Fidel Castro. Admiré y sigo admirando la Revolución Cubana y en este contexto, el amor siempre estuvo presente.
    Mi cordial saludo.
    Disculpa si es un exceso de confianza, con tu permiso añado este enlace http://goo.gl/NmLlmD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las mejores cosas de escribir, es que al leerlas nos transporte a lugares, vivencias, experiencias...y en cierto modo nos las apropiemos.
      Tienes mi permiso pero no lo necesitas, para mi es un honor.
      Un abrazo Pepe Wolf.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

LOS "PORQUÉS"

AQUÍ ESTOY YO CON MI BARQUITO

EN LA TRASTIENDA DEL CORAZON