Cuando menos te lo esperas


Porque aun quedan días por delante (o eso queremos y debemos creer) que nos sitúen en un lugar distinto al que ocupamos, porque a veces solo se necesitan segundos para que todo cambie, o por el contrario permanezcamos en el mismo lugar, sin extrañar otros tiempos ni otras personas, pero siempre orgullosos de estar donde estamos, sin dejar de visualizar todo lo que nos merecemos, liberando nuestra memoria de todo lo que por innecesario ocupa un lugar, y hacer sitio a lo que verdaderamente nos importa.

Para que algún día esa vocecita interior nos cuente que no dejamos de intentarlo, que peleamos, que lo conseguimos, que llegamos a la cima que soñamos sin dejar a nadie en el camino, que somos dignos de estar donde estamos, felices y merecedores de las metas alcanzadas, y sobre todo que la nostalgia vaya de la mano de la sonrisa al volvernos y mirar atrás.

Porque cuando menos te lo esperas te alcanza el factor sorpresa con sabor a ilusión y transforma los quizás en SI rotundos, sin dudas, con firmeza...


Pero ahora… dejémonos llevar, atrás quedan las noches anticipadas,  es tiempo de saborear las horas de luz que nos regala la primavera, de helados y vestidos ligeros, de pisar la playa y pasear sin rumbo y que todo llegue por sorpresa…



“Solo se vive una vez. Pero si lo haces bien, una vez es suficiente." (Mae West)

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EN EL ESPEJO DE MI ALMOHADA

EN LA TRASTIENDA DEL CORAZON

DE LARGA DURACION