Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2017

EN EL ESPEJO DE MI ALMOHADA

Imagen
Me enviaste un whatsapp: “enciende la velas, pon música, que en veinte minutos estoy ahí”
Era verano, mis días pasaban entre leer, nadar, escribir a la sombra de la higuera, y respirar la tranquilidad mientras regaba el huerto, esa era mi ocupación.
Al atardecer, horas antes de esconderse el sol, llegabas con tus abrazos y miradas, tu cuerpo exhausto no se rendía al cansancio. Cenábamos al aire libre, cerveza bien fría, parrillada de verduras y sardinas al fuego de la barbacoa, de postre los nigales dulces que nos ofrecía la higuera.

Algunas noches terminaban con un chapuzón desnudos en la piscina, ¡que forma de entenderse los cuerpos!, otras en silencio balanceándonos en la hamaca suspendida entre las dos moredas.
La ventana daba paso a la luna llena, reflejando olas de plata en el suelo, la cama una isla cobijo de náufragos abrazos, murmullo de alientos y palpitaciones del pecho.



Me enviaste un whatsapp: “La próxima semana tengo trabajo en París, ¿te vienes?”
A las ocho de la mañana, con…

EN EL AIRE

Imagen
En la España de los años 50 una amiga nada silenciosa  se había colado en casi todas las cocinas de todos los hogares, para dejar entrar y salir los sueños. Éramos pobres entonces…bueno, ahora también… y los valores de solidaridad y bondad con el más necesitado parecían más indispensables que nunca…bueno, ahora también.
A través de esta charlatana compañera se colaban los concursos, canciones populares, seriales y demás folletines en los que la gente, nuestros mayores de hoy,  reconocían su propio mundo sentimental.
Ese mundo que en la dictadura, como dijo Jon Murelega Ibarra anestesió a una sociedad consagrada al hambre, enmascarando problemas de toda índole que azotaban el país.
El fútbol sustituyo  a la penuria, los seriales a la venganza y los concursos a la represión y cerrazón política y cultural.

En los años 60 y 70 adquirir un televisor era muy difícil económicamente hablando, por lo que el uso de la radio siguió llegando a todas las personas, de cualquier clase social, edad, reli…

SON DE PAZ

Imagen
Tantos días de encuentros, de despedidas tristes y desoladoras otros.
Tantos días de sol y otros tantos nublados, con sus noches de luna, ahora llena, ahora menguante, ahora creciente.
Tantas mañanas ecuánimes  que arrasan los sentimientos enardecidos de las noches.
Fluyendo todo para protagonizar los acontecimientos de la vida, cuando me ofrece sus brazos hospitalarios, cuando me arroja con violencia de ellos, cuando me sonríe amable y generosa, cuando me hace una mueca burlona e indómita.
Adopto la firme decisión de ponerle montura, meter los pies en los estribos para afianzarme y cabalgar a lomos de su estela sin remordimientos y a ser posible con pocas lamentaciones, tratando de aspirar toda la felicidad que se cruce en mi camino, manteniendo el equilibrio para conquistarla otra vez y mil veces si fuesen necesarias.



A sabiendas de que intentara lanzarme al vacío, porque a la vida le da igual si la cabalgas o te quedas estancada mirándola, así que o luchas para no caer o te rindes embar…