Entradas

PERDIENDO LOS MIEDOS

Imagen
Mejor un largo olvido que un largo tormento, por un amor que no sacia, que vulnera, que te anula poco a poco y te hace creer que vales poco, el amor no se suplica, ni se mendiga, no te creas eso de que en el amor todo vale y que toda renuncia es poca porque te puede abocar casi con toda seguridad a una vida de carencias, y el mejor premio que puedes obtener es el de actriz secundaria de tu propia vida.
Que el amor es ciego, vale, tampoco hay que perder el romanticismo, pero si cierras los ojos que sea con el respeto bien abierto.
Olvídate del orgullo, pero nunca de la dignidad.



Si echas en falta  un te quiero, caricias que te ericen la piel, los gestos de complicidad, pasear sin rumbo, las conversaciones hasta altas horas de la madrugada, los abrazos que coronan los pequeños triunfos, los momentos de sorpresa, los pequeños detalles, las palabras de aliento, que te digan lo bien que te sienta esa sonrisa, lo interesante que te pones  cuando te concentras, las siestas sin dormir, las mi…

TEMPO

Imagen
Y llegara ese día en el que te escuches, te des ordenes y te obedezcas, puede que tengas que dejarlo todo, llenar la mochila solo de coraje, es todo lo que necesitas para empezar a ser tu,  apostar por ti siguiendo a tu corazón, que te sirve de metrónomo. Y así tomaras la batuta  e interpretaras esa partitura que es tu vida, con pulsos, esos que llevamos en las venas, que marcaran tu ritmo, tu tempo, ahora Adagio, ahora andante, ahora allegro… ese tempo que agrega diferentes sensaciones, así que cierra los ojos, déjate llevar y sigue bailando.


TIEMPO ASIMÉTRICO

Imagen
Casi sin tiempo para nada, una vez más, proyectos que absorben mi tiempo, como se suele decir sarna con gusto no pica, tanto por hacer, tantos sueños por cumplir que necesitaré otra vida, seguro.

Me levanté temprano, ya ves, domingo y aquí a las ocho café en mano, calidez dentro,  lluvia fuera, escribo tu nombre con el dedo en el vaho de la ventana. Atrás quedaron nuestros días impetuosos, de pocas palabras y muchos hechos,  de risa amplia y silencios que sabían mantener las miradas, y empezaron los días irascibles, de muchas palabras y pocos hechos, de sonrisa tímida evitando miradas…de los que fingíamos que todo seguía igual, cuando las horas nos mostraban que todo era distinto.

Se detuvo el tiempo en otra risa, llegue a casa y colgué en el armario mi vestido y tu recuerdo, con otros momentos de nuestra vida que quedarán aletargados en algún lugar de mi memoria.
Me dijiste que solo fuimos una asimetría temporal…, no, esto simplemente es la vida. 




RESPIRA, SOLO ES UN MAL DIA, NO UNA MALA VIDA

Imagen
Despertó tarde, sobre las 10,30 y al mirarse en el espejo vio que tenía en el globo ocular una mancha roja, ensangrentado, pero no le dolía, ni tenía malestar, ni le picaba, nada de nada, si no hubiese sido por el espejo, no hubiese notado nada diferente al día anterior, pero se obsesiono un poco, busco en internet y llegó a la conclusión de que no había motivo para alarmarse, pero paso la mañana un poco perdida, sorprendida por el paisaje nevado que parecía querer transmitirle paz con tanta blancura, se puso las botas de agua, salir al exterior y fundir la nieve con el blanco de sus pensamientos, total ausencia de ellos, no pensar, una mañana en blanco acorde con el paisaje.
Ayer no fue un buen día, tanto cambio la estaba mareando, es cierto que si se paraba a pensarlo los cambios los provocaba ella, pero de vez en cuando añoraba una vida apacible, llena de rutinas, desayuno-trabajo-casa-tele-cena-dormir y vuelta a empezar. Sonrió ante tal pensamiento, se le antojaron una sucesión de …

TRASTEANDO (II)

Imagen
Esa costumbre de empezar periódicos y revistas de atrás hacia delante Si, esa costumbre, empiezo por la última página… será porque al final esta lo más placentero, el ocio, cultura, deportes… como queriendo postergar las desgracias y problemas del mundo unos minutos más, un sorbo al café y páginas de conciertos estivales, libros para el verano, paso otra página, casi no leo, solo los titulares…un bocado a la tostada, la jungla de Calais, campamento donde esperan hacinado multitud de inmigrantes… un sorbo al café…
(Agosto, el mejor mes para desconectar, para dejar el mundo a un lado, para olvidar el periódico en cualquier terraza de un chiringuito junto a la playa, para dirigirse al faro permitiéndote ese egoísmo de pensar solo en uno mismo…el mundo seguirá girando)
Dime, ¿te apetece un cambio? El tiempo me enseñó a no construir muros imaginarios, que la edad es solo un numero si no le añades el valor de la experiencia, que si hay ganas los obstáculos no vencen. Si alguien me hubiese dich…

TRASTEANDO (I)

Imagen
Un 26 de enero del 2015 decidí empezar este blog, de esta manera:
¿Lo mejor de todo? Que aun no se dé que ira, ni tampoco tengo muy claro que sea capaz de desnudar mi alma…de momento voy a intentarlo, porque me apetece hilvanar palabras, esas que pespuntearan una parte de mí, esto es solo una introducción (un poco pobre), pero intentare seguir una rutina, en principio escribo para mi, aunque no voy a negar que espero gustar a quien me lea…si es que alguien lo hace. (Realmente me debatía entre la contradicción de quiero que me lean, pero que vergüenza me da, ¿me juzgaran?)


Y te levantas temprano, odio madrugar, una vez que te pones en marcha todo alrededor conspira para hacerlo más agradable, el aroma a café, el beso de buenos días, sintonizo la radio, siempre un programa que te provoque sonrisas o risas a carcajadas, tan temprano no es hora de empezar con malas noticias o temas profundos, para eso ya habrá tiempo durante el día, esa ducha que en invierno ( también odio el frío) calentita…

DOS ESTACIONES

Imagen
Pincel en mano intentando trazar definidas líneas que el destino se obceca en llenarlo de borrones que empeoran cada vez que intenta mejorarlas diluyendo ilusiones en las acuarelas para inmortalizar un sueño, el que se desvaneció y por un momento creyó que se esfumaría con él.
Husmeando en los recuerdos, abriendo puertas de habitaciones cerradas en una morada que igual en otro tiempo sintió suya y ya no le pertenece, con curiosidad y en alerta ante el posible asalto de fantasmas.
Su mente se adentró en la buhardilla del pasado, encontró la puerta abierta, eso que juraría que la cerró con llave, que la llave fue al fondo del mar, ese mar que fraguó y ahogó sentimientos. Donde le contó veinte lunares, veinte besos sin dar y cinco cicatrices, cinco amores fracasados. Las paredes erosionadas y no por el paso del tiempo sino por golpes de nostalgia, de coqueteo trivial y otros más serios, de tragedias y comedias, de risas y llantos, como si las piedras de esas paredes solo conocieran dos est…